martes, 9 de agosto de 2011

Historias Mínimas

ODA VIRTUAL



Por Dolores Fernández

Duermes profundamente,
tienes frío.
Llegué tarde,
las mariposas,
suspendieron los vuelos,
las brujas,
no quisieron prestarme sus escobas.
Es un lío viajar,
pero vale la pena enroscarme a tu cuerpo,
acariciarte, lento.
Saber que nada,
supera este momento,
que es mi tiempo.
Ya que dejaste la puerta sin cerrojo,
y lugar en la cama,
me quedaré en silencio,
respirándote,
deseándote alegrías,
sembrando besos,
para que no me olvides,
dibujando comarcas
donde estaré escondida hasta que te des cuenta
y me sigas el juego.
Admiraré tus manos,
que en sueños me acarician.
Cuando el reloj, marque la hora del regreso,
me marcharé en silencio.

5 comentarios:

  1. Qué bonito... Me permites grabarlo? Reseñaré tu nombre completo, el link a su blog y agradecimiento por tu confianza.

    Un abrazo y muchas gracias por venir.

    ResponderEliminar
  2. Hola Dolores,
    Acabo de subir tu poema a mi blog y solo espero que me digas si te ha gustado. Ruth, la persona que me acompaña y busca la mejor música, hoy realmente ha hecho un maravilloso trabajo.
    Quiero que sepas que ha sido un placer leerte y poder compartirlo con los demás. Eres muy buena!
    Recibe un fuerte abrazo, querida.

    ResponderEliminar
  3. Aveces llegamos tarde. lo importante es llegar cuando aun se puede hacer algo.
    A veces, ya no hay nada que hacer.

    Me gusta, en la vos de ella... también.

    Saludos.
    Cristofer.

    ResponderEliminar
  4. Hola Dolores:
    Vengo del Blog de Beatriz, el poema se escucha hermoso, te felicito por haberlo escrito.
    Un beso, te sigo.

    ResponderEliminar
  5. Felicitaciones, querida amiga Dolores, he escuchado tu poema en la voz de Beatriz Salas y suena tan bello como lo has escrito.
    Con todo aprecio, te felicito de corazón.
    Jorge.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Gracias por acompañar mis paso,s en esta isla de sueños

Unas veces me siento/ como pobre colina/ y otras como montaña de cumbres repetidas/ unas veces me siento /como un acantilado /y otras como un cielo /azul pero lejano...

De :Mario Benedetti

Follow by Email