martes, 17 de mayo de 2011

¿Puede?


Cambiar la consigna de volar, es imposible para el ave.
¿Puede la rosa dejar de perfumar?
¿El poeta abandonar su derrotero?
El juglar recorre senderos espinosos, alta la frente, la mirada de lluvia, puesta en el horizonte donde los sueños, lo esperan temerosos de que baje los brazos y detenga la marcha. Que acepte el cambio y olvide la consigna de volar y deje de ser rosa, brisa, arrullo.
¿Puede acaso abandonar su ropaje, tachonado de estrellas, dejar la mágica pluma,cerrar el libro con las hojas en blanco?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Gracias por acompañar mis paso,s en esta isla de sueños

Unas veces me siento/ como pobre colina/ y otras como montaña de cumbres repetidas/ unas veces me siento /como un acantilado /y otras como un cielo /azul pero lejano...

De :Mario Benedetti

Follow by Email