jueves, 15 de septiembre de 2011

15 de julio 2005

Hoy

Hoy me marcho a París envuelta en gris
de invierno
abandono la pena de la espera.
Hoy me marcho a París.
¿Porque nadie nota mi tristeza,
que se vuelve escarcha en mi mirada?.
Apuran los placeres,
para luego parir sus propias penas.
Estoy desangelada,
como muerta,
tanto, que de ser una escritora famosa
me sentaría al borde de mi tumba
a leer las notas de los diarios.
Pero soy tan anónima que no dará
para obituario.
En días,
se pondrá de moda el verde de los brotes,
yo sigo de gris en este invierno gélido,
no quiero sonreír maravillada
ante la naturaleza generosa,
que viste a los árboles añosos,
con flores nuevas.
Hoy al despertar me pregunté
¿quien está muriendo,
quizá la niña de mirada dulce, o el poeta
que escribe a la sombra de mi alma?
Hoy marcharé a París sin equipaje.
no llevaré mis libros,
nadie los tradujo al francés.
Dejaré los anteojos al lado del espejo,
quizá así me regale una sonrisa.
Estoy triste,
tanto que ya no importa
que mis preguntas no tengan repuesta
y mis respuestas no sean escuchadas.
Hoy me marcho, envuelta en gris de invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Gracias por acompañar mis paso,s en esta isla de sueños

Unas veces me siento/ como pobre colina/ y otras como montaña de cumbres repetidas/ unas veces me siento /como un acantilado /y otras como un cielo /azul pero lejano...

De :Mario Benedetti

Follow by Email