jueves, 8 de septiembre de 2011

Historias Mínimas

Falible

A veces la tristeza,
me viste con harapos
y recorro caminos, de
miserias y penas,
suplicando mendrugos,
durmiendo bajo puentes,
en donde penitentes,
se dan licencia,
para olfatear quimeras
y los desesperados
se acercan a la barca
con pasaje de ida.
A veces bailo,
vestida de princesa
y bebo en copa de cristal,
las buenas nuevas.
Pero hay momentos,
en que floto en la brisa,
como una pluma leve,
son los momentos
en que dibujo sueños
y regalo certezas.
Arrimo el horizonte
a los que están cansados.
Traigo niños al mundo,
les dibujo una estrella.
A veces, la tristeza,
me hace cambiar el rumbo
y recorro caminos,
de miserias y penas.

5 comentarios:

  1. Dolo... "infaliblemente" pasamos por esos estadíos que nos sacuden; tanto para acariciarnos como para perturbarnos. ¡La vida! Me encantó, amiga, bellísima forma de expresarlo! Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Bien dicho. No siempre se puede estar alegre. Incluso no es bueno obligarse a estarlo cuando el sentimiento es otro, pues la alegría no se puede imponer. Son momentos que hay que superar, bien falibles somos.


    Buen poema, Dolores

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. HOLA AMIGA
    LA TRISTEZA VIENE DE REPENTE SIGUIENDO NUESTROS PASOS. SOMO HUMANOS, SENSIBLES A LO QUE SUCEDE A NUESTRO ALREDEDOR.

    HERMOSO POEMA.
    BESITOS

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS AMIGA POR COMPARTIR MI DIA.
    ME HE EMOCIONADO MUCHO, NO ESPERABA TANTO.

    BESITOS MILES
    QUE TENGAS BONITO DIA.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Gracias por acompañar mis paso,s en esta isla de sueños

Unas veces me siento/ como pobre colina/ y otras como montaña de cumbres repetidas/ unas veces me siento /como un acantilado /y otras como un cielo /azul pero lejano...

De :Mario Benedetti

Follow by Email