jueves, 19 de mayo de 2011

Historias Mínimas

¿Qué es un árbol?




Un torrente de agua sucia y fangosa se derramó en las calles.

No me aparté del ventanal, me divirtió, verlos correr, como muñequitos de un juego malvado, donde todos corren por salvarse.
Corrían desesperados, con su pobreza cargada a la espalda, con los hijos aferrados a los cabellos. Hijos, pesada carga.
Lujo de pobres.
Yo seguí detrás de los cristales, sin pena, sin un solo gesto de misericordia. Dueño de las tierras altas, dueño de la vida.
Desaté el caos. La furia, he creado el paisaje, el río revuelto salpicado de peces, que flotan, descoloridos, flácidos, siguiendo a las vacas que caen y se levantan envueltas en fango.
Sentí la risa cosquilleando en mi garganta.

Ellos trataron de convencerme, los representantes del pueblo. El pueblo que se hunda en el barro.
Pobre gente, querían conservar el mundo mágico, de casitas blancas, proteger a los pájaros, disfrutar sus trinos. Verlos sobrevolar, sembrando en la tierra las nuevas semillas.
Pretensión absurda, beberse el paisaje, dejar el trabajo llegando el ocaso, pescar su comida, vivir manso, manso.

Trajeron la prensa, duró ese verano, luego el fervor se les fue apagando. Recortes de diarios, solo eso guardaron.

Corrieron, pero el agua es rápida, y los fue alcanzando.

Hablar de paisajes, del verde del prado. Yo amo el verde, que impregna billetes. Color majestuoso, símbolo implacable, perfume a dinero que aroma mi vida.
¿Qué es 1 árbol, 10, 100,1000? Nada, sólo madera.
¿Qué es un pueblito, pintoresco? Hombres y mujeres, que llevan a sus hijos en la espalda, cargando equipajes de nostalgias.

Que me importa el perfume del bosque. Cuando puedo comprar las mejores fragancias
Que me importa que la tierra se subleve, y escupa barro y muerte.
Soy el hombre que habita en lo alto, en la casa más bella.
Poderoso. Inalcanzable.
Que me importa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Gracias por acompañar mis paso,s en esta isla de sueños

Unas veces me siento/ como pobre colina/ y otras como montaña de cumbres repetidas/ unas veces me siento /como un acantilado /y otras como un cielo /azul pero lejano...

De :Mario Benedetti

Follow by Email