jueves, 21 de julio de 2011


Recuérdame

Bésame, en el punto exacto,

donde nacen las pasiones.

Abrázame, no dejes,

que vuele hacia el ayer.

Háblame bajito.

Susúrrame,

que olvidaré otras voces con tu voz.

Quiéreme, tanto,

que cada línea,

de la palma, de tu mano

te lleve a mí.

Deséame, después,

que el deseo esté agotado.

Invócame, en las noches frías

cuando la soledad,

duerma del lado izquierdo.

Júrame,

que el sabor ancestral de tu cuerpo,

es solo mío.

Recuérdame, mañana,

cuando me busques y no esté.


1 comentario:

  1. Un poema dulce, sensual, un ruego infinito y bello. Muy bonito. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Gracias por acompañar mis paso,s en esta isla de sueños

Unas veces me siento/ como pobre colina/ y otras como montaña de cumbres repetidas/ unas veces me siento /como un acantilado /y otras como un cielo /azul pero lejano...

De :Mario Benedetti

Follow by Email