sábado, 29 de octubre de 2011

Tic Tac


Explotó el sol en saetas de luz y despertó a los durmientes, que aterrados, miraron las impasibles agujas del reloj.
Palpitaba el corazón en las venas y la sangre insubordinada opacaba los silencios. Se abrió el tejado como mujer en celo y el astro rey la fecundó de luz.
El viento canturreó en los nidos, pero antes que la alondra levantase el vuelo, volvió la noche oscura y el tic tac del reloj se adueño del tiempo.

////////////////////
Entrega
Esperaba la madurez de las brevas y me adormecí entre tréboles de cuatro hojas, arrullados, por la música, ásperos de las hojas. Abejas golosas, dibujaban besos sobre mi boca ansiosa. Intenté despertar. El abrazo, de las ramas cargadas de frutos, me reclamó cálido y me entregue gustosa.
///////////////////////

2 comentarios:

  1. Hola.
    Espero que estés bien.
    Ha sido un verdadero gusto leerte.
    De lo bueno poco, dicen.

    ResponderEliminar
  2. Dolores, tiempo sin pasarme por tu blog, ando medio alejada.
    Tus poemas están cargados de sensaciones y figuras sensoriales bien trabajadas. El segundo poema me gustó mucho, se abre como un libro en la última frase.

    Un beso grande

    ResponderEliminar

Entradas populares

Gracias por acompañar mis paso,s en esta isla de sueños

Unas veces me siento/ como pobre colina/ y otras como montaña de cumbres repetidas/ unas veces me siento /como un acantilado /y otras como un cielo /azul pero lejano...

De :Mario Benedetti

Follow by Email