sábado, 29 de octubre de 2011

Historias Mínimas

MEMORIA.

No te amé,
pero sí te recuerdo,
la larga cabellera
tu risa fácil
prolongada en suspiros

Tu cuerpo,
dador de inéditas pasiones
en las tristes tardes del destierro,
solo tú cabalgaste en la nostálgica
memoria de mi sexo.

Solo tu imagen
logró que renaciese
de entre cenizas
como fénix.

De mujeres amadas
no recuerdo sus bocas
pero tu boca carcelera
sí la recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Gracias por acompañar mis paso,s en esta isla de sueños

Unas veces me siento/ como pobre colina/ y otras como montaña de cumbres repetidas/ unas veces me siento /como un acantilado /y otras como un cielo /azul pero lejano...

De :Mario Benedetti

Follow by Email