lunes, 2 de enero de 2012

Historias Mínimas

Espejismos

Por Dolores Fernández

Es mi destino, quitar las piedras que encuentras a tu paso. Borrar los días grises y encender las estrellas, en días de tormenta. Cuando sonríes, hago a volar campanas, entonces, corre mi sangre alborotada de quimeras. Vivo, a la sombra de tu sombra, rescatando desvelos.
Cuelgo, en una esquina de la noche mi pertinaz insomnio. Me pruebo el traje de festejos, la risa de payaso, las manos de alquimista.
Te sigo paso a paso, me detengo si jalas la correa. Dibujo algarabías en el aire. Si lo deseas, sujeto tu cintura, bailo la danza que te plazca. Si te apasionas, me deslizo por las corvas tibias y en tus cumbres oculto mi sonrojo. Trémulo, me pierdo en la península prohibida. Sediento, abrevo en el panal, la dorada gracia.
En la otra orilla del día, tu capricho, me viste de pierrot, dibujando una lágrima en fuga, en mi blanca tristeza.
Cuando lo ordenas, vuelvo a ser la sombra de tu sombra, el perro fiel. Cuido tu siesta,
debajo del naranjo, detengo a los pájaros en vuelo. Silencio a la cigarra. Cierro las nubes, bebo tus sueños.

1 comentario:

  1. Borrar los días grises y encender las estrellas, en días de tormenta..."... sabes? eso haces tú con tu cercanía y tu bondad.
    Gracias.
    Un abrazo muy fuerte y cálido.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Gracias por acompañar mis paso,s en esta isla de sueños

Unas veces me siento/ como pobre colina/ y otras como montaña de cumbres repetidas/ unas veces me siento /como un acantilado /y otras como un cielo /azul pero lejano...

De :Mario Benedetti

Follow by Email